Aumentan considerablemente los casos de COVID-19 en nuestro país

Nacional 23 de diciembre de 2022 Por La Lupa Medios
En el último reporte epidemiológico semanal se informaron 62.261 contagios, 39 fallecidos y una ocupación de camas UTI a nivel nacional de 41,1%. La COFESA analiza los esfuerzos para la prevención.
_2482861769_35165892_1300x731

Las autoridades sanitarias retomaron el pedido por cuidados producto de la suba de casos de covid-19 en todo el país, ya que en el último reporte epidemiológico semanal se informaron 62.261 contagios, 39 fallecidos y una ocupación de camas UTI a nivel nacional de 41,1%. Este último dato se encuentra dentro de un rango controlado.

Frente a la suba de casos de COVID-19, Salud recomienda a la población aplicarse los refuerzos de vacunas
El número de casos llegó a casi cuadruplicarse con respecto a la semana anterior. Este fenómeno no se traduce en este momento en un aumento de las hospitalizaciones.

Las autoridades sanitarias de todo el país han consensuado que las personas pueden asistir por demanda espontánea a todos los vacunatorios del país para recibir las aplicaciones correspondientes. Para sostener esta situación las jurisdicciones cuentan con suficientes dosis distribuidas por el gobierno nacional para completar esquemas y administrar refuerzos.

En esa línea, las autoridades de las carteras sanitarias de todo el país, reunidas en el Consejo Federal de Salud (COFESA) del pasado mes de octubre, acordaron habilitar la aplicación del tercer refuerzo de la vacuna contra COVID-19 para quienes hubieren recibido el segundo en un lapso mayor o igual a 120 días. Se consensuó avanzar con el tercer refuerzo priorizando:
• Personas mayores de 50 años y todas las personas de 18 años o más con condiciones de riesgo.

•Poblaciones especiales: personas que residan, trabajen o asistan a ámbitos que por las características propias presentan mayor riesgo de transmisión o generación de brotes (instituciones carcelarias, instituciones de salud, centros con personas institucionalizadas, personas que trabajen o presten cuidado a personas vulnerables).

• Personal estratégico: personal de salud, Fuerzas de Seguridad, entre otras.

Para luego avanzar con la vacunación del resto de la población, de todas las franjas etarias, que hubieren recibido su último refuerzo en un lapso mayor o igual a 4 meses.

La fundamentación de esta decisión fue la evidencia disponible sobre el comportamiento del virus SARS-CoV-2 sin estacionalidad clara en su circulación, los aumentos de casos durante el verano en el hemisferio Norte, y adicionalmente, que ya habían transcurrido más de 6 meses de la habilitación del segundo refuerzo. Todo esto se suma a los beneficios demostrados por las vacunas contra COVID-19 para evitar complicaciones, internaciones y muertes, en especial en las personas de 50 años y mayores, y otros grupos etarios con condiciones de riesgo.

Te puede interesar